Arqueólogos encuentran evidencias del Éxodo de israelitas que salieron de Egipto

Evidencias del Éxodo de israelitas
Restos arqueológicos encontrados cerca del río Jordán, pueden ser las primeras evidencias históricas del relato bíblico del Éxodo de los israelitas.

Los arqueólogos han ubicado el hallazgo en Khirbet el-Mastarah en el valle del Jordán, que se extiende por Israel, Jordania, Cisjordania y llega a los pies de los Altos del Golán.

El nuevo estudio realizado por David Ben-Shlomo, arqueólogo de la Universidad de Ariel, dijo que este puede ser la primera evidencia del relato bíblico. "No probamos que esos campos sean del período de los primeros israelíes, pero es muy probable que lo sean", dijo al medio británico Daily Express.

Los arqueólogos Ben-Shlomo y su compañero de trabajo en las excavaciones, el estadounidense Ralph Hawkins, de la Universidad Averett, están analizando si las ruinas son consistentes con un pueblo nómada recién llegado.

Entre las ruinas se encontró una especie de pared baja que se cree que fue utilizado como un cerco de piedras rudimentarias para los animales, consistente con prácticas nómadas.

Además, los fragmentos de cerámica en el sitio fueron datados de la Edad del Bronce (1400-1200 a.C.) o de la Edad del Hierro (1200-1000 a.C.), alrededor de la época que es relacionada con la llegada de los israelitas.

Los arqueólogos dijeron que esto podría explicar por qué los fragmentos de cerámica fueron encontrados fuera, y no dentro, de los muros de piedra. "El suelo de las estructuras estaba prácticamente vacío de descubrimientos y, por lo tanto, no podríamos datarlos por métodos arqueológicos convencionales", dijeron.

"En los asentamientos beduinos, las personas viven en barracas hechas de materiales perecederos que son reubican a cada estación, por lo que los artefactos no podrían estar asociados a la arquitectura de piedra. Así que las estructuras pueden haber servido para proteger a los animales, y no a las personas, que vivían en las tiendas alrededor de ellas". añadieron.

El lugar, a ocho kilómetros al norte de Jericó, también tiene más sentido como un asentamiento nómada permanente. Además de ser un lugar aislado, las temperaturas pueden llegar fácilmente a 45ºC y la precipitación de lluvias anuales es de sólo 1 centímetro.

“El paisaje es árido en la mayor parte del tiempo e incluso en los tiempos modernos la mayoría de la población es beduina (nómadas del desierto)”, dijo Ben-Shlomo.

Ahora los arqueólogos están trabajando para confirmar si el sitio es tan antiguo como sospechan. Las muestras del suelo de Khirbet el Mastarah fueron enviadas para análisis y muestras de las paredes de piedra que serán sometidas a pruebas que puedan revelar su antigüedad.

La Biblia narra que los israelitas fueron conducidos por Moisés desde Egipto a la tierra prometida de Canaán, que actualmente abarca Israel en los tiempos modernos. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.