Terrorista entrega su vida a Cristo y convierte su casa en iglesia

Cristianos adorando iglesia en India
INDIA.- Un hombre que integró un grupo terrorista en la India, entregó su vida a Cristo y volvió a recomenzar su vida. Él conoció el Evangelio gracias a misioneros y pastores, y hoy su casa se ha convertido en una iglesia.

Amin (nombre ficticio por razones de seguridad) se unió a las fuerzas del terrorismo islámico durante la adolescencia en 1992. Después de completar su entrenamiento, se convirtió en comandante de un grupo terrorista, cuyo objetivo era destruir templos hindúes e iglesias cristianas.

Después de ser herido durante un intento de ataque a un templo hindú, Amin acabó siendo trasladado a un hospital y quedó bajo vigilancia de la policía, a causa de sus prácticas terroristas.

El equipo del ministerio Bibles para Mideast estaba visitando a algunos enfermos y acabó conociendo a Amin. Los misioneros le contaron sus testimonios de vida y le compartieron el Evangelio de Jesucristo, pero el terrorista no expresó ninguna palabra.

Amin fue condenado a prisión sin derecho a fianza, debido a la ley antiterrorista en vigor en la India, y permaneció detenido sin asistencia jurídica. Dos años atrás, después de cumplir 24 años de pena, fue liberado.

Antes de la liberación de Amin, el pastor Paul, de Bibles for Mideast, encontró al ex terrorista en la cárcel, escuchando las clases bíblicas realizadas con los detenidos. Amin fue amigable, participó en la reunión y recibió una Biblia de regalo.

En una oportunidad. el pastor Paul recibió una llamada inesperada: Amin estaba necesitando urgentemente oraciones debido a una grave enfermedad.

Días después, el pastor viajó 18 horas junto a otros dos líderes, para encontrar a Amin y a su familia. A los 46 años, Amin estaba profundamente debilitado, sin esposa e hijos, apenas podía caminar y estaba bajo los cuidados de su madre, hermano, cuñada y sobrinos.

Los pastores fueron bien recibidos y compartieron el Evangelio con la familia de Amin. "Todos se sentaron delante de nosotros y oyeron la Palabra de Dios. Algunos vecinos también participaron. En ese mismo día, todos de aquella casa aceptaron a Jesucristo como su Señor y Salvador”, cuenta Paul.

En aquella misma noche, Amin soñó que Jesús lo tocaba y lo curaba. Cuando se despertó, y sin la ayuda de nadie, se levantó, caminó y corrió por la casa. Su hermano también tuvo un sueño con Cristo.

Los pastores permanecieron cuatro días en la casa de la familia, la cual, incluso pequeña y humilde, terminó por cumplir un propósito mayor. En el segundo día de la visita de los cristianos, más personas se unieron en sus momentos de oración. Al tercer día, varios aldeanos asistieron y se rindieron a Jesús.

En el cuarto día nació una nueva iglesia. Ellos sostuvieron un culto de adoración y el pastor Mujib se hizo responsable del ministerio del recién nacido. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.