Cristianos de Corea del Norte arriesgan sus vidas por adquirir Biblias

Cristiano norcoreano lee Biblia en iglesia clandestina
Hombre norcoreano leyendo la Biblia.
COREA DEL NORTE.- Cristianos norcoreanos anhelan conseguir Biblias y están dispuestos a correr riesgos, como pasar 15 años en un campo de trabajo forzados o incluso la muerte misma, por tener una copia de la Palabra de Dios.

La información es proporcionada por Rachel Godwin, de la organización World Help, que brinda ayuda humanitaria y está trabajando para llevar más de 100 mil Biblias físicas a Corea del Norte.

“Todavía hay muchos creyentes en esta nación sombría que están desesperados por las Biblias”, escribió Godwin en una columna para FoxNews. “Algunas personas nunca vieron una copia de las Escrituras en su vida, pero saben que harían cualquier cosa para tener una en sus manos”.

Godwin contó una historia real de un pequeño grupo de cristianos norcoreanos entrando en un bote pesquero una mañana y viajando al centro de un río para que pudieran leer la palabra de Dios juntos, lejos de los ojos y oídos del gobierno. Escondieron la Biblia bajo el equipo de pesca.

"Este es el único lugar donde se sienten lo suficientemente seguros como para adorar juntos y estudiar la palabra de Dios. Sin embargo, están constantemente en alerta. Si son capturados leyendo la Biblia, pueden ser condenados inmediatamente a 15 años en un campo de trabajo, o peor. Escucharon las historias de lo que les sucede a las personas que son descubiertas hablando el nombre de Jesús", escribió Rachel.

"Muchos de ellos tienen parientes y amigos que viven en esos campamentos ahora, o fueron enterrados allí. Pero no hay suficientes Biblias para cada cristiano. Incluso entre los cristianos en el bote de pesca, cada ejemplar se está desmoronando", agregó Godwin.

"Muchas de las Biblias tienen daños causados por el agua en estas reuniones matutinas en el barco. Pero siguen siendo las posesiones más valiosas de estos cristianos y arriesgan sus vidas por estas Biblias", dijo Rachel.

Godwin contó cómo los cristianos recibieron nuevas Biblias de un representante de World Help, después él llevó las copias rasgadas de vuelta al hotel y las escondió. Estas copias pronto desaparecieron cuando un conserje las encontró.

"Resulta que él era un cristiano, y su pequeña iglesia clandestina de cuatro personas oró por Biblias", escribió Godwin. Para los cristianos de Corea del Norte, "una Biblia es el mejor regalo que podrían recibir", concluyó. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.