Actor de Hollywood entrega su vida a Cristo tras sobrevivir a explosión: "Dios me salvó"

Actor estadounidense Kristoffer Polaha

EE.UU.- El actor estadounidense, Kristoffer Polaha, decidió entregar su vida a Cristo después que sobrevivió de milagro a una explosión de un restaurante.

Polaha, que actuó en películas y programas de televisión como "Donde Crece la Esperanza", "Run the Race" y "Vida Inesperada", reveló recientemente cómo se alejó de sus raíces cristianas cuando se convirtió en famoso de Hollywood, y cómo fue que rindió su vida a Cristo.

El actor contó que creció en un hogar con un padre católico y una madre cristiana pentecostal, y que llegó a un dilema sobre su fe cuando tenía unos 17 años de edad.

La vida de Polaha iba bien en esa época, y él comenzó a preguntarse si era porque Dios lo estaba ayudando, o si él estaba realizando todo por su cuenta.

"Yo estaba como queriendo tomar el lugar de Dios en mi propio corazón", dijo en una entrevista, observando que decidió quedarse sin orar por seis meses en un esfuerzo por "probar" a Dios, pero estos meses se convirtieron en seis años".

Durante el tiempo espiritualmente errante de Polaha, comenzó a estudiar otras religiones, pero de alguna manera comenzó orando y a buscar a Dios nuevamente. Mientras viajaba por el mundo, sintió que se estaba reconectando lentamente con sus raíces de fe.

"Fue como si Dios hubiera empezado a golpear en la puerta de mi corazón nuevamente", dijo.

Pero entonces algo sucedió que sorprendió a Polaha y lo trajo de vuelta definitivamente a su fe. Un momento que desafió la muerte se produjo mientras él y un amigo caminaban por una calle de Nueva York.

"Estábamos en frente de un edificio donde había un restaurante... Podríamos haber estado en cualquier lugar esa noche en cualquier momento", dijo. "El dueño del restaurante, que trataba de hacer fuego, terminó haciendo explotar el local".

La explosión podría haber matado a Polaha y su amigo, pero de alguna manera nada le sucedió a los dos.

"El jefe del Cuerpo de Bomberos en la sala de emergencia dijo: "Ustedes deberían haber sido decapitados ... ustedes no deberían estar aquí ahora y el hecho de que ustedes estén vivos ya es un milagro"", contó Polaha.

"Dios salvó mi vida", dijo Polaha. "De repente, mi vida ya no era mía. Realmente creo que no debería estar aquí".

Polaha sufrió una lesión grave en la cabeza que requería 120 puntos en total, con 80 de estos puntos en su cara. Sintió en ese momento que sus sueños de tener una carrera exitosa estaban completamente terminados.

Años más tarde, Polaha sigue teniendo éxito en las pantallas grandes y pequeñas. Aunque esa explosión hizo poco por retenerlo profesionalmente, el accidente le ayudó a volver a Dios AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.