Pastor es liberado de prisión después que juez de tribunal soñó con Jesús


Un juez de una corte islámica, que tenía que sentenciar a muerte a un pastor por renunciar al Islam, cambió su resolución después que tuvo un sueño impactante con Jesucristo.

El pastor (Se omite el nombre por seguridad), casado y padre de dos niños, de 4 y 6 años, trabaja incansablemente para fortalecer la iglesia clandestina en una nación altamente restrictiva en el Medio Oriente.

El pastor fue detenido en una redada por la policía religiosa islámica, que después de golpearlo, lo llevó a un tribunal islámico, según el ministerio Bibles for Mideast.

Cuando el juez le preguntó por qué había dejado a Islam para convertirse en pastor cristiano, respondió: “Yo era un pecador y tuve varios problemas. También contraje una enfermedad grave y estaba moribundo. Pero el Señor Jesucristo me salvó la vida".

La corte ordenó que el pastor fuera encarcelado por 15 días. Si regresaba al Islam, sería encarcelado por dos años más y luego estaría al servicio de las autoridades religiosas en su lucha contra el cristianismo. Si no renunciaba al cristianismo sería decapitado.

El pastor rechazó la oferta y fue enviado a prisión para esperar la ejecución.

El juez de la corte, que también permanece en el anonimato, perdió a su hijo mayor a los 21 años por un cáncer terminal. Ahora su segundo hijo enfrentaba el mismo diagnóstico.

Una semana después de la sentencia del pastor, el juez se despertó en medio de la noche con una voz que decía: "Libera al pastor de la prisión y pídele que ore por su hijo para que se cure". No le gustó lo que escuchó, el magistrado lo ignoró.

Al día siguiente, el estado de salud de su hijo empeoró aún más. Esa noche, el juez soñó con una luz que se dirigía hacia él. Las palabras parecían fluir de la luz cuando se acercaba: “Libera a mi siervo de la prisión y pídele que ore por tu hijo. Con sus oraciones podrá ser sanado".

Por tercera noche, tuvo un sueño que hizo la experiencia más clara. "Yo soy Jesús, el Hijo del Altísimo", proclamó el hombre de blanco en el sueño. “Morí en la cruz y ahora vivo para siempre.¡Estás persiguiendo innecesariamente a mi siervo! Libéralo de la prisión y tu hijo será sanado".

El juez se levantó de la cama al oír a su hijo gritar de dolor. Corriendo hacia el dormitorio, vio a su esposa y otras hijas de pie, llorando junto a la cama. Le contó su sueño y, al mismo tiempo, su esposa e hijas le rogaron que liberara al pastor y pidiera por sanidad del niño.

Cuando los funcionarios de la prisión recibieron una orden inesperada del juez, inmediatamente liberaron al pastor, quien fue a la casa del magistrado. Fue llevado a la habitación del joven y les comenzó a explicar acerca de la vida, muerte y resurrección de Jesús.

Después de escuchar el Evangelio, el joven enfermo se entregó a Cristo con su familia. El muchacho saltó de la cama y comenzó a danzar, agradeciendo a Jesús por su completa curación.

Durante los siguientes tres días, el pastor permaneció en la casa del magistrado, orando, ayunando, enseñando la Biblia y preparando nuevos creyentes para el bautismo. Al cuarto día, toda la familia fue bautizada. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.