Pastor chino evangelizó a más de mil norcoreanos antes de ser ejecutado

Cristiano norcoreano Sang-chul

Un pastor chino compartió el mensaje del Evangelio a más mil norcoreanos antes de ser ejecutado por su trabajo misionero, reveló un desertor de Corea del Norte.

El pastor chino, Han Chung-Ryeol, estaba en la lista de los más buscados de Pyongyang desde el 2003, por su trabajo caritativo y por dedicarse a difundir el Evangelio en la frontera entre Corea del Norte y China.

El pastor Han, quien ministró en la ciudad fronteriza de Changbai desde principios de la década de 1990, ministró a miles de norcoreanos a lo largo de los años, muchos de los cuales habían huido del país afectado por la hambruna en busca de comida y trabajo. El pastor proporcionó ayuda práctica, como comida y ropa, y compartió a cada persona el Evangelio antes de enviarlos de regreso a Corea del Norte para compartir a Cristo y ayudar a sus familias.

Un hombre que fue ayudado por Han, Sang-chul, compartió su historia en un corto documental publicado por The Voice of the Martyrs.

"En la escuela primaria, nos enseñaron que todos los misioneros eran terroristas", dice Sang-chul en el video a través de un traductor. "Nos dijeron que un misionero será amable contigo al principio, pero cuando te lleven a sus hogares, te matarán y te comerán el hígado".

El norcoreano dijo que no tenía trabajo ni comida en su pueblo, por lo que, como otros, cruzó la frontera montañosa hacia China. En el camino, recogió hongos con la esperanza de venderlos en un mercado.

“No hablo chino en absoluto, pero en las montañas conocí a un hombre, que me dijo: "Puedo venderlos por ti". Y no me engañó. Me dio todo el dinero de la venta y en ese momento, no sabía que era el pastor Han", recordó Sang-chul.

"En los siguientes dos años volví varias veces", continuó. "Cada vez, el pastor Han me ayudó. Un día, le pregunté por qué hacía esto, porque él mismo estaba en gran peligro por ayudar a un norcoreano". "Es porque soy cristiano", dijo Han.

Un día, Han le dijo: "Dios es real. Hay esperanza para cada persona". Pero Sang-chul se preguntó por qué alguien diría la palabra Dios. "Nadie dice esa palabra", dijo Sang-chul.

Después de algos días, Sang-chul se convenció de que el cristianismo era verdadero y le pidió al pastor una Biblia. Al principio, Han dudaba, no quería poner en peligro a su amigo.

Después de algún tiempo, mientras que Sang-chul comenzó a crecer en su fe, recibió algunas noticias trágicas. Las autoridades norcoreanas enviaron un escuadrón de ataque y asesinaron al pastor Han.

Han había alimentado, compartido su fe y discipulado al menos a 1.000 norcoreanos, que encontraron a Cristo por su influencia.

"El pastor Han dio su vida, pero me dio esperanza a mí y a muchos otros norcoreanos", dijo Sang-chul. "Y a pesar del peligro siempre presente, muchos de nosotros continuaremos compartiendo el mensaje de que Dios es real", concluyó. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.