Hombre sobrevive a deslizamiento tras escuchar la voz de Dios en la madrugada

Hombre sobrevivió a deslizamiento de tierra

Un hombre de 58 años, sobrevivió al deslizamiento de tierra causado por las lluvias, que derribó su casa completamente, pero que él y su esposa lograron salir, después que escuchó la voz de Dios.

El hombre jubilado, Getúlio Bolzan, escapó de un deslizamiento de tierra que destruyó la casa donde vivía con su esposa, Eliana Monteiro, en Alta Saudade, en la zona rural de Muniz Freire, en estado brasileño de Espíritu Santo.

En una entrevista con el periódico A Gazeta, que estaba en los escombros de la casa, Getúlio dijo que escuchó la voz de Dios al amanecer, cuando estaba acostado en su cama.

“Nos acostamos a las 7:30 pm y cuando era medianoche, me desperté para ir al baño. Estaba lloviendo mucho en ese momento. Miré la habitación, parece que Dios me estaba guiando. Vi una lámpara encendida, que generalmente no dejamos encendida. Lo ignoré, volví a la habitación, apoyé mi cabeza contra la almohada y Dios me dijo: "Levántate, sal de la casa y apaga esa lámpara".

“Dios me dio 10 minutos. A la medianoche Él me despertó, 10 minutos después sucedió todo”, continuó Getúlio. “Si hubiese desobedecido su voluntad y no me hubiese levantado para apagar la lámpara, estaríamos enterrados. Dios se volvió hacia mí y me dijo: "Levántate, hombre, sal y apaga esa lámpara". Cuando abrí la puerta, ocurrió el deslizamiento”.

El jubilado dijo que "si no hubiera obedecido la orden de Dios", estaría muerto. "El Señor fue demasiado piadoso conmigo, no permitió que perdiéramos la vida. Él tiene un propósito para nosotros. La avalancha fue devastadora.

En medio de la desesperación, Getúlio gritó y le pidió a su esposa que huyera. "No podía correr y dejarla atrás. Le suplicaba que huyera o ella iba moriría. Pudo salir y la abracé. Mantuve la calma, estaba vivo. Todo se vino abajo, al suelo", dijo.

La casa en la que vivía la pareja "era un sueño" para Getulio y Eliana; allí tenían reuniones familiares y tenían un "ambiente agradable". Por otro lado, el jubilado está agradecido con Dios por la gran liberación.

"Ciertamente, Dios me está viendo y fue una gran liberación, todo dirigido por Él. Estaba de mi lado, quería algo especial para mí y necesito saber qué es lo que hay que devolver", dijo. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.