Anciana de 93 años vence al coronavirus después de orar día y noche en hospital


Una anciana de 93 años con síntomas de Covid-19 ingresó grave al hospital, a tal punto que los médicos no le dieron esperanza de sobrevivir, pero milagrosamente la mujer se recuperó completamente y alabó a Dios por su fidelidad.

Joyce Harrington, fue llevada al hospital de Nueva Orleans con dificultades para respirar. Puso toda su confianza en Dios cuando los médicos le dijeron que su estado era muy grave, incluso le advirtieron; "prepárate para lo peor".

"En realidad, el doctor me dijo que no lo lograría", dijo Harrington. "Así que oré a Dios y le dije: 'Señor, estoy lista para irme contigo. Estoy lista para ver a los ángeles venir por mí".

Después de 14 días en el hospital, Joyce se recuperó en un centro de enfermería especializada, respirando por su cuenta y ganando fuerza, demostrando así que los médicos fallaron en su pronóstico.

La mujer dijo a Baptist Press que se sentía "en paz" desde el principio, pero ahora que se ha recuperando, está comprometida con decirle a los demás: "Dios me sanó".

Mitzi Woodson, hija de Joyce, dijo que su madres estuvo preparada para irse al cielo. "Mi madre estaba preparada para conocer a Jesús. Ella nunca estuvo temerosa", dijo.

Otra de sus hijas, Rhonda Harrington Kelley, dijo que su madre había orado por la voluntad de Dios, pero prometió: "Si Dios quiere que viva, le daré la gloria".

Kelley dijo que su madre había orado por la voluntad de Dios, fuera lo que fuera, pero se comprometió: "Si Dios quiere que viva, le daré la gloria".

Antes de todo esto, Joyce solía participar en las actividades de la Primera Iglesia Bautista en Nueva Orleans. También tenía la costumbre de orar por sus compañeros en el centro para personas mayores

Desde su cama del hospital, Harrington continuó orando todos los días por su familia y amigos, inspirada por la oración de Pablo en Colosenses 1:9-14, particularmente cuando oraba por sus cuatro nietos y sus familiares.

Kelley deja un mensaje para otros que están sufriendo. "Nosotros, como seres humanos, no lo entendemos. Solo tenemos que confiar en su voluntad y en su plan perfecto. Como creyentes, debemos practicar nuestra fe. Dios es soberano y tiene el control de todo Está con nosotros. Podemos saber que nos dará paz y consuelo, sin importar lo que pase". AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.