Actor Danny Trejo dice que su fe lo alejó de las drogas: "Sin Dios, estás muerto"

Actor cristiano Danny Trejo

El actor estadounidense, Danny Trejo, anduvo por malos caminos antes de comenzar su carrera en Hollywood, pero su vida fue transformada al tener un encuentro a Dios.

Trejos, de 77 años de edad, famoso por interpretar personajes de criminales, estuvo inmerso en el mundo de las drogas durante su juventud, pero logró salir de ese mundo oscuro, gracias a la fe en Dios.

El actor, que está libre de las drogas desde hace más de 50 años, ha utilizado sus malas experiencias de la vida para ayudar a presos y drogadictos, ahora ha lanzado un libro son su historia, titulado, “Trejo: Mi vida desde el crimen, la redención y Hollywood”.

En una entrevista con Fox News, Trejo revela que fumó marihuana por primera vez a los 8 años, comenzó a beber a los 12 y se volvió adicto a la heroína en su adolescencia y purgó condena en prisión varias veces en la década de 1960.

El actor dice que dejó de consumir drogas un año antes de su salida de la cárcel, lo que sucedió en 1969. “Parecía haberlo hecho mejor, pero todavía faltaba algo…”, dijo. “Pero tenía que hacerlo. Tenía que limpiarme. No habría llegado a este punto de mi vida si no hubiera dado ese paso. Hubiera seguido siendo la misma persona", enfatizó.

En 1968, cuando decidió dejar de consumir drogas, Trejo dice que hizo un “trato con Dios”. “Le dije: 'Si el Señor me deja morir con dignidad, diré tu nombre todos los días. Y haré todo lo que pueda por mis compañeros de prisión. Nunca pensé que saldría de la cárcel. Y Dios me sacó de la cárcel”, dijo. 

Continúa: “Salí de prisión el 23 de agosto de 1969. Tengo que decir que con Dios nada puede hacerte daño. Todo es posible. Sin Dios estás muerto. Y sé dónde estaría sin la fe que tengo".

Su improbable camino hacia la fama comenzó cuando le ofrecieron ser boxeador en la película de 1985 "Runaway Train". El ex criminal vio su vida transformada y comenzó a relacionarse con estrellas del cine. 

El actor, que se ha convertido en un exitoso hombre de negocios. también comparte cómo ha sido su relación con Dios y por qué se ha dedicado a seguir visitando cárceles y dando charlas para delincuentes.

"Me despierto todas las mañanas y digo: 'Querido Padre celestial, por favor déjame ayudar a quien pueda. Hablaré de tu nombre todos los días y haré lo que pueda'. Y ha estado funcionando. Mantuvo su trato. Estoy viviendo para cumplir con mi parte. Incluso le pregunté a Dios hace unos días: '¿Cómo estoy?' Me dijo: 'Trejo, lo estás haciendo muy bien. Sigue así. Estás casi fuera del infierno'", agregó entre risas.
AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.