Misioneros bautizan a mujer de un pueblo que nunca ha escuchado el Evangelio

Misioneros bautizan a mujer en Asia

Una joven mujer se ha convertido en la primera persona en aceptar a Cristo y ser bautizada, en un pueblo del interior de Asia, donde sus 50 mil residentes nunca ha escuchado el Evangelio de Cristo.
 
Los misioneros bautistas del sur, que trabajan en una aldea en las montañas del sudeste asiático, están celebrando este suceso, pues es la primera cristiana de entre 50.000 personas no alcanzadas de la localidad.

La conversión de la chica, a quien llamaremos Ruth por razones de seguridad, es el primer fruto del trabajo de los misioneros estadounidenses Robert y Eileen Hawkins (nombres cambiados), quienes han estado orando desde el 2013 por la salvación de la comunidad local.

Los misioneros se pusieron en contacto con el grupo no alcanzado a través del líder de la aldea, quien les dio la bienvenida a su casa varias veces. Desde allí, equipos de misioneros visitaron al grupo que nunca había oído hablar de Jesús.

Charissa Taylor, otra misionera bautista, había abierto una escuela de idiomas para enseñar el idioma local a los extranjeros. Una de las primeras maestras que contrató Clarissa fue a Ruth.

Así fue como la joven conoció el Evangelio, aunque ya había escuchado sobre Jesús de un cristiano del país, que le dio algún material bíblico. Ruth tenía una mala imagen de los cristianos, pero Clarissa y los misioneros Hawkins eran diferentes, pue vio en ellos a excelentes personas.

“Su corazón comenzó a latir y el espíritu de Dios comenzó a trabajar en ella”, dice Robert. Clarissa comenzó a predicar la Palabra de Dios al corazón de la joven y la pareja Hawkins le contó las historias de la Biblia.

En marzo de 2019, los padres de Clarissa vinieron a ayudarla en la escuela y su madre brindó capacitación para maestros. Al final del evento, oró con todos ellos y Rut fue tocada por el Espíritu Santo. “Ruth se derrumbó y lloró”, contó Clarissa.

Entonces la joven les contó a los misioneros un sueño que había tenido en el que vio una luz brillante que ayudaba a la gente, y ellos le explicaron que era Jesús.

A pesar del temor al rechazo de su familia, Ruth entregó su vida a Cristo y se convirtió en la primera persona de su comunidad en ser bautizada.

En la región de Ruth, el cristianismo es visto con gran recelo, algo que el gobierno local enseña activamente. Aún así, la joven cristiana está compartiendo con la gente las buenas nuevas de Salvación. También está traduciendo algunas historias de la Biblia al idioma de su pueblo.

El Señor está trabajando y refinando su corazón. Oramos para que lo use a dar a conocer el mensaje de Cristo a su pueblo", dijo la misionera.

“Animo a la gente a ponerse en el lugar de Ruth”, dijo Robert. “¿Cómo sería, ser una mujer joven de unos 20 años, que vive en un grupo de 50.000 personas, que habla su idioma, pero es la única que conoce la Verdad? ¿Cómo se vive fielmente y se equilibra esta presión, esta responsabilidad, esta oportunidad?”, reflexionó el misionero. 
AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.