Trabajador de la salud canta canciones de adoración para animar a sus pacientes

Trabajador de la salud cantando alabanzas en hospital

Un trabajador de la salud canta canciones de adoración para dar ánimo y esperanza a sus pacientes, por lo que ha recibido elogios por su acto de bondad, y ha inspirado a miles en las redes sociales.

Se trata de Enrique Rodríguez, para quien el canto es su pasión. Y como flebotomista en un hospital, quiere dar ánimo a sus pacientes con dificultades de salud. Por lo tanto, cada vez que se acerca a ellos para hacer su trabajo, también les canta canciones de adoración.

Los flebotomistas son trabajadores sanitarios profesionales capacitados para extraer sangre de los pacientes. Según la definición de Phlebotomy Scout, "toman estas muestras de sangre para pasar al laboratorio y luego verifican si hay problemas de salud, como enfermedades, bacterias, colesterol, entre otros".

En el video que se volvió viral en TikTok, cantó y tocó el piano y cantó una canción cristiana para un paciente terminal. 

Enrique comenzó trabajando como personal de limpieza en un hospital. Y más tarde se formó como flebotomista.

Además, Enrique formó parte de una pandilla. Al crecer en una familia disfuncional, anhelaba ser amado, por lo que se unió a una pandilla pensando que la “hermandad” era auténtica. Sin embargo, más tarde descubrió que "el estilo de vida de las pandillas es pura manipulación". Recordó: “Te hacen sentir que se preocupan por ti, que te respaldan que eres de la familia. Pero todo lo que hacen es usarte para no tener que ensuciarse las manos".

Enrique solo dejó la pandilla después de que pusiera en peligro la vida de su madre en dos oportunidades.

Encuentro con Dios.

“Encontré a Dios en un período extremadamente preocupante de mi vida y él se mostró cuando más lo necesitaba”, dijo. “Sé que Dios quería que yo cuidara a las personas como Él me cuidó a mí, y el hospital era el lugar perfecto para hacerlo”.



Poco después, Enrique descubrió su pasión por el canto y aprendió a tocar el piano y la guitarra. Y debido a que experimentó de primera mano el amor redentor de Dios, el trabajador de la salud quiso difundir el amor de Dios a todos a través del canto. Por lo tanto, el flebotomista trae su piano portátil y canta canciones de adoración a sus pacientes.

Enrique fue una vez un alma perdida y rota. Pero ahora Dios lo está usando para dar alivio a los desesperados y moribundos.
AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.