Hija recibe a Jesús después que su madre se curó de cáncer: "Dios me dio paz"

Hija se bautiza después de sanación de su madre

Una mujer de Albania, que estuvo enfrentando la soledad y la angustia, entregó su vida a Cristo y fue bautizada, después que su madre experimentó la sanidad divina del cáncer.

Gayane, creció siguiendo las tradiciones religiosas de la Iglesia Ortodoxa, pero no tenía ninguna relación con Dios y no sabía nada sobre la Biblia. 

Cuando era una adolescente, su madre comenzó a asistir a una iglesia bautista local y se convirtió a la fe evangélica. Al enterarse de la conversión, el padre de Gayane no estuvo de acuerdo y discutió mucho mucho con su madre.

“Me quedé en silencio, no podía hacer ni decir nada por miedo a mi padre”, dijo Gayane. "Le pedí a mi madre que dejara de visitar la iglesia para evitar tensiones en nuestra familia".

Entonces la madre dejó de ir a la iglesia y las peleas en casa terminaron, pero la cristiana estaba extremadamente triste y lloró mucho por no poder participar en su comunidad cristiana. 

Años más tarde, a la madre de Gayane le diagnosticaron cáncer y recordó la iglesia que tanto amaba su madre. La hija fue a la iglesia para pedir a los cristianos que oraran por su madre

Inmediatamente las mujeres que estaban reunidas en la iglesia en ese momento comenzaron a orar y luego fueron a la casa de Gayane. A pesar de odiar a los evangélicos, el padre recibió al grupo porque estaba desesperado.

Las mujeres intercedieron por la curación de la madre durante mucho tiempo. “Entonces mi madre abrió los ojos, me miró y sonrió. Estaba muy feliz”, dijo Gayane.

En respuesta a las oraciones de los cristianos, Dios sanó a la madre de cáncer y, por eso, su esposo estuvo de acuerdo  en que regrese a la iglesia bautista. “El Señor sanó a mi madre; ¡Fue un milagro!”, testificó la hija.

Gayane fue a la universidad y luego se casó, y casi se olvidó de ese milagro sobrenatural de Jesús. Ya en su vida adulta, todavía sentía un vacío en su alma. Su madre trató de animarla a que fuera a la iglesia, pero ella nunca encontró tiempo.

Cuando sus padres se mudaron a España por motivos de trabajo, la joven cayó en una depresión. “Extrañar a mis padres me deprimió tanto que mi esposo y mis hijos comenzaron a darse cuenta. El vacío interno iba creciendo”, expresó.

Queriendo ayudar, su esposo la animó a ir a la iglesia de su madre. “Al principio me sentí culpable por todos esos años que no fui a la iglesia, pero cuando comenzó el servicio, mi estado de ánimo cambió. Una paz y una alegría increíbles entraron en mi corazón”, dijo Gayane.

La mujer se unió al estudio bíblico y aceptó a Cristo como Salvador. “La Santa Biblia que recibí de la Liga Bíblica Armenia fue un regalo maravilloso. ¡Es genial tener mi propia Biblia! ”Declaró.

Gayane se bautizó, dio testimonio público de su fe y vivió una transformación de vida. “Solía ​​sentirme sola y temerosa del futuro. Temía enfermarme como mi madre. Dios me quitó esos sentimientos y me ayudó a ser fuerte y valiente”, dijo. 
AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.