Mujer con tres tumores cerebrales y derrame cerebral se cura tras oración de esposo

Mujer se cura tras operación de tres tumores cerebrales

Una mujer quedó con el lado derecho de su cuerpo paralizado y no podía hablar, después que fue sometida a una operación para extirpar tres tumores cerebrales. "Pensé que no sobreviviría a la cirugía", dijo.

Después de que su abuelo muriera de un tumor cerebral, Kaitlin Richardson tenía un miedo terrible de heredar la enfermedad. A la edad de 28 años, su mayor temor se hizo realidad.

En 2019, Kaitlin fue al oftalmólogo por un ojo borroso, pero el médico terminó encontrando un nervio óptico inflamado. Después de una resonancia magnética, se encontraron tres tumores en el cerebro de la joven.

Semanas después, ingresó al hospital para someterse a la difícil cirugía para extirpar los tumores. El procedimiento era arriesgado y Kaitlin podría sufrir daño cerebral permanente. 

Antes de la operación, la cristiana incluso escribió una carta de despedida a su pequeño hijo Jonah, atormentada por la idea de que el niño crecería sin madre. "Estaba triste porque no vería crecer a Jonah", dijo.

La noche antes de la cirugía, la mujer oró y alabó a Dios en el hospital y a la mañana siguiente fue a la sala de operaciones. "Yo tenía miedo. Pensé que no sobreviviría a mi cirugía”, confesó.

Su esposo Noah esperó el final del procedimiento en oración, luchando por no perder la fe. Después de esperar durante horas, el médico le trajo la buena noticia de que los tumores habían sido extirpados con éxito.

Sin embargo, Kaitlin terminó sufriendo un derrame cerebral (Accidente Vascular Cerebral) y quedó paralizada del lado derecho de su cuerpo. 

Creyendo en la cura

Noah entró en la habitación y vio a su esposa llena de tubos en la nariz y la boca, con una venda en la cabeza. “No era algo que quisiera ver”, recordó. Durante los días siguientes, Kaitlin recuperó el conocimiento pero no podía hablar.

El derrame había hecho más daño de lo esperado. “Los pensamientos eran: '¿Cómo vamos a superar esto cuando volvamos a la normalidad?'”, se preguntó Noah.

Entonces, lleno de fe, Noé oró y proféticamente declaró la recuperación total en la vida de su esposa. Después de seis días, Kaitlin movió su mano derecha. Después de 15 días, volvió a hablar y la familia se conmovió y celebró el milagro.

“Fue entonces cuando supe que todo iba a estar bien”, dijo el esposo. Después de tres semanas de rehabilitación, la cristiana recuperó el movimiento y 42 días después de la cirugía, fue dada de alta del hospital.

Hoy, Kaitlin sigue progresando con la fisioterapia y ya dio a luz a una niña. “Pasé por esto debido a mi fe en Dios. Estoy muy agradecida de poder jugar con mi familia y crear nuevos recuerdos ahora”.
AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.