“Dios nos rescató”, dicen pescadores que sobrevivieron a naufragio en altamar

Naufragio de pescadores en altamar

Cinco pescadores que naufragaron en el Caribe fueron rescatados después de pasar casi dos horas en alta mar. Ellos agradecieron a Dios por sus vidas: "Sepan que Jesús me ha salvado", dijo uno de ellos.

Los pescadores están agradeciendo a Dios por salvarles la vida después de que su barco se hundiera mientras realizaban una expedición de pesca a bordo del Crystal Eye, en la costa oeste de Tobago.

Los pescadores James Kirwan , 59 (capitán), Jerome Nicome, 63, Kyle Dyer, 31, Azim Baksh, 35 y Keston Frederick, 36, atribuyen sus vidas a Dios que los rescató después del chocar con un arrastrero.

Según Trinidad and Tobago Newsday, cuando se dieron cuenta de que estaban en peligro, enviaron una llamada de socorro, pero la señal no fue lo suficientemente clara para que los rescatistas los encontraran. 

El barco se hundió poco después de la medianoche frente a la costa suroeste de Tobago. Aún con el agua extremadamente fría, los pescadores se pusieron los chalecos salvavidas y se lanzaron al mar.

Durante las horas que estuvieron a la deriva, los hombres oraban pidiéndole a Dios que los mantuviera con vida. 

Cuando llegó el barco de rescate conocido como Siem Spierfish, encontró a los pescadores bastante asustados. Eran pasadas las dos de la mañana cuando los subieron a bordo del barco y les brindaron los cuidados necesarios.

Gracias a Dios, a Él todo honor, gloria y alabanza. Cualquiera que me escuche ahora, sabe que Jesús me salvó. Nadie nos estaba viendo, pero Él nos vio”, dijo Nicome. 

“Las aguas estaban muy turbulentas, si no fuera por Dios no estaríamos vivos hoy”, reconoció también Dyer. 

El presidente de la Asociación de Pescadores de Tobago (ATFA), Cutis Douglas, explicó que las llamadas de emergencia de Crystal Eye estaban "amortiguadas" y que era difícil entender lo que decían. 

“No pudimos obtener la información exacta porque nuestra radio no captaba los mensajes de los pescadores”, citó.

Los pescadores fueron transportados al puerto de Scarborough, donde el personal médico rescató a Frederick, que sufría de hipotermia. Todos estaban bien y no necesitaron ser hospitalizados. 

La Agencia de Manejo de Emergencias de Tobago (TEMA) expresó su agradecimiento a través de Facebook al equipo de Bahamas y a todos los involucrados en el rescate de los pescadores.
AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.