Ministerio carcelario bautiza a más de 450 reclusos: "Jesús se está moviendo con poder"

Bautismo de reclusos en la prisión

Más de 450 reclusos decidieron rendir sus vidas a Cristo, y como muestra de su nueva fe, fueron bautizados dentro de una prisión en EE. UU.

El ministerio carcelario, God Behind Bars, involucrado en llevar el Evangelio a los centros penitenciarios de EE .UU. dijo: "¡Jesús se está moviendo con PODER!" después de que el número de reclusos que aceptaron la salvación se haya más que cuadruplicado en comparación al año pasado.

“El año pasado solo 90 fueron bautizados”, escribió la organización en Facebook . "El evangelio se está extendiendo como nunca lo hemos visto en las prisiones. ¡Jesús se está moviendo en PODER! Muchas prisiones fueron cerradas el año pasado, pero este versículo ha sido nuestra promesa: "Vosotros quisisteis hacerme mal, pero Dios lo encaminó a bien, para llevar a cabo lo que ahora se hace, la salvación de muchas vidas. - Gen 50:20"".

Desde 2009, God Behind Bars trabaja para restaurar la vida de los reclusos, fortaleciendo su fe durante el encarcelamiento y después de su liberación.

"Creamos campus satélites en las prisiones y toda nuestra misión es presentar a los reclusos a Jesús", dijo a CBN News, Isaac Holt, director de innovación del ministerio.

"Hay 3,1 millones de reclusos todos los días en todo el país y ese es un grupo enorme de personas. Creemos que podemos llegar a casi todos ellos", compartió.

God Behind Bars ha creado la primera aplicación cristiana disponible para prisioneros que transmite sermones, música de adoración y la Palabra de Dios. "La aplicación Pando transmite... ahora mismo a 550.000 reclusos", explicó Holt. 
 
El grupo también se asocia con iglesias de todo el país, y una iglesia de Tennessee informó que 51 reclusos dedicaron sus vidas a Jesús la semana pasada.

Lisa Cole, pastora del campus de Faith Promise  en el área este de Tennessee, trabaja en estrecha colaboración con God Behind Bars en el Complejo Correccional del Condado de Morgan, el Complejo Correccional del Condado de Bledsoe y la Unidad de Mujeres del Condado de Bledsoe.

"Compartimos el Evangelio todas las semanas, pero lo nuestro es que no se trata solo de compartir el Evangelio y aceptar la salvación, es '¿cuál es tu próximo paso?'", explicó. 

Cole y un grupo de voluntarios llegan a más de 500 reclusos cada semana. 

"Mucha gente lo ve como un alcance, pero nosotros lo vemos como que hay muchos hombres y mujeres que simplemente no pueden ir a la iglesia, no pueden tener una iglesia en casa, y cuando salen tienen que encontrar una iglesia", explicó. “Les brindamos la oportunidad de que cuando salgan ya tengan una iglesia en casa”.

Faith Promise envía equipos de líderes a la prisión cada semana para saludar, recibir y orar con los reclusos.

"Tienen equipos de oración, hacen grupos pequeños, clases de membresía, tienen grupos de oración todas las noches en sus unidades, invitan a otras personas", agregó. "Los desafiamos a ganar su mundo compartiendo el Evangelio", dijo Cole. 

"Vemos que Dios todavía tiene un propósito tan asombroso para estos hombres y mujeres tras las rejas. No se descartan", explicó Isaac Holt. "Creo que muchas personas miran a las personas en prisión y las descartan y piensan que no valen nada. Y sé que estos hombres y mujeres también sienten eso".

“Creo que si la gracia de Dios no puede extenderse a un recluso, entonces no puede extenderse a mí”, agregó. “Y creo que nosotros, como creyentes y cristianos, debemos creer que la gracia de Dios puede cambiar lo peor de lo peor”. 

"Todos estamos redimidos", expresó Lisa. "Dios hace milagros tan asombrosos". 
AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.