Científicos alertan aumento de catástrofes debido al calentamiento global

EE.UU. - El número de tormentas del Atlántico con magnitud similar a la del huracán Katrina en 2005, podría aumentar considerablemente este siglo debido al calentamiento global.

Así lo revela un nuevo estudio realizado por los investigadores de la Universidad de Copenhague, publicado en la revista ´Proceedings of the National Academy of Sciences´.

Los científicos han llegado a esta conclusión tras observar las llamadas marejadas ciclónicas (inundaciones costeras causadas por fuertes vientos ciclónicos), remontándose hasta 1923.

Luego, al relacionar estas marejadas con las temperaturas del aire en el momento que ocurrieron, analizaron la relación entre el calentamiento global y las tormentas ciclónicas que se forman en el Océano Pacífico.

Basándose en el hecho de que las tormentas extremas son muy sensibles a los cambios de temperatura, los investigadores advirtieron que el número de huracanes parecidos al que asoló en 2005 la costa de Misisipi y Luisiana "está a punto de multiplicarse por dos debido al calentamiento global que se produjo durante el siglo XX".

Según el estudio, si las temperaturas siguen aumentando a un ritmo parecido al que lo han hecho durante este siglo, como lo pronostican muchos científicos, el número de huracanes como el Katrina podría no solo duplicarse, sino crecer mucho más con cada grado centígrado que aumenten las temperaturas globales.

La subida del nivel del mar también puede ser determinante para predecir que los huracanes serán más frecuentes en el país en los próximos años”, advirtió Aslak Grinsted, científico climático de la Universidad de Copenhague, a la cadena NBC.

El huracán Katrina fue uno de los más mortíferos, destructivos y costosos de toda la historia de EE.UU. Parte de la Temporada de huracanes en el Atlántico del 2005, azotó el sur y centro de los Estados Unidos en agosto. Produjo grandes destrozos en los estados de Florida, Luisiana y Misisipi, así como en las islas Bahamas. Se produjo una gran devastación en la ciudad de Nueva Orleans y en zonas cercanas. La tormenta causó la muerte a casi 2.000 personas, convirtiéndose en el huracán más mortífero de EE.UU. desde el huracán Okeechobee de 1928. Se estima que el Katrina causó daños materiales por 75.000 millones de dólares. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.