Tormenta de arena protege a cristianos que huían de terroristas islamistas

Tormenta de arena en Medio Oriente protege a cristianos
Alrededor de 50 cristianos fueron testigos del poder de Dios, que los protegió con una tormenta de arena, cuando eran perseguidos por terroristas yihadistas.

El suceso ocurrió cuando los cristianos regresaban en un autobús, después de haber asistido al bautismo de 24 ex musulmanes, en una playa de un país del Medio Oriente.

Mientras se desplazaban de regreso a su pueblo, fueron interceptados por los terroristas, quienes los persiguieron para capturarlos. Fue en ese preciso momento, que repentinamente se produjo una tormenta de arena, permitiendo a los cristianos salvar sus vidas, según información del sitio Bibles For Midest.

"Unas 50 personas, incluyendo a los recién bautizados participaron en la ceremonia de bautismo. Todos nos fuimos en el autobús a nuestra iglesia para celebrar el culto y la Cena el Señor. De repente aparecieron los yihadistas detrás de nosotros y nos rodearon con tres o más carros y comenzaron a disparar con armas de fuego contra nosotros", dijo uno de los recién bautizados.

"Realmente no sabíamos qué hacer en ese momento, entonces comenzamos a orar al Señor por su poderosa protección. El joven conductor aumentó la velocidad del autobús, pero los terroristas también nos persiguieron con la misma velocidad. de tal manera que todos comenzaron a pensar, que si eramos capturados seríamos asesinados", dijo.

"De repente, vimos una gigantesca tormenta de arena formándose detrás de nuestro autobús. En un principio, todos teníamos miedo de ella. Pensamos que no podríamos continuar y así seríamos capturados, pero alabado sea Dios una y otra vez!, que todos sentimos que el Señor Jesucristo apareció en la tormenta de arena como un hombre poderoso y maravilloso, mostrando su protección y su poderosa mano que vino hacia nosotros con una sonrisa dulce. Jesús nos salvó. Él mismo bloqueó el camino a los terroristas utilizando una tormenta de arena", narró el hombre con regocijo.

Los disparos continuaron, pero los vehículos de los terroristas ya no se veían, se habían quedado atrás. Los cristianos comenzaron alabar y agradecer a Dios en el mismo autobús, reconociendo que fue el mismo Señor quien los libró de una muerte segura. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.