Ex homosexuales dan testimonio de liberación y agradecen a Jesús

Ex homosexual Luis Javier Ruiz
Hombres y mujeres que han abandonado la homosexualidad, se reunirán en Washington, para asistir a un evento donde darán testimonio del poder transformador de Jesucristo.

Los participantes se reunirán en el National Sylvan Theatre, desde el medio día hasta las 3 de la tarde, el día 5 de mayo, para la realización de la que han denominado como "La Marcha de la Libertad". También estará presente uno de los sobrevivientes del tiroteo en Orlando.

Daren Mehl, presidente del grupo Voice of the Voiceless, dijo que ve el evento como una oportunidad para aquellos que tienen una vida nueva en Cristo, de reunirse en compañerismo para alabar su Nombre por su amor y su gracia, disponibles, a todos los que contarán su testimonio públicamente, de la gracia de cambiar la vida abandonando la identidad LGBT por algo más grande".

Mehl, de 40 años, es un ex homosexual por cerca de 10 años. Hoy está casado con una mujer y tiene dos hijos. Él también estará en la marcha del próximo sábado.

"Jesús nos enseña que debemos amar a los demás como a nosotros mismos", dijo cuando se le preguntó sobre lo que espera que este evento comunique a la comunidad LBGT, muchos de los cuales fueron heridos por la religión.

"Cuando alguien muestra odio contra otra persona, no está actuando de acuerdo con el Espíritu Santo", dijo Mehl. "Es sumamente triste cuando eso sucede y espero que los cristianos que lo hacen se arrepientan y se reconcilien con los que lastimaron".

Él dijo que cuando encontró el Evangelio, todo su sistema de valores, propósito de vida y creencias sobre quién es, cambió, incluyendo su identidad sexual.

Mehl cree que esta Marcha de la Libertad es necesaria para mostrar las muchas vidas que antes eran LGBT, pero que fueron transformadas por Jesús y alienta a aquellos que están luchando con su sexualidad y están buscando respuestas, muchos de los cuales a menudo sienten que están solos.

Luis Javier Ruiz, un sobreviviente de la masacre de junio de 2016 en la discoteca Pulse en Orlando, Florida, donde 49 personas fueron asesinadas, participará en la manifestación.

"Debería haber sido el número 50", escribió Ruiz en su perfil de Facebook. "Repasando fotos antiguas de aquella noche en la Pulse, se vino a mi memoria mis luchas contra la perversión, las noches de bebidas para sofocar todo y tener sexo promiscuo, lo que me llevó a contraer VIH. El enemigo me tenía en sus garras y ahora, Dios me llevó a partir de aquel momento y me entregó a Cristo Jesús, crecí para saber que Jesús es el amor en un nivel más profundo".

La Marcha de la Libertad contará con la presencia de personas de todo el mundo que vivieron alejados de Dios, que conocieron la destrucción del pecado sexual y la confusión de género.

"Cuando una persona entrega su vida verdaderamente a Jesucristo, todas las cosas son hechas nuevas", concluyó. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.