Hombre hindú entrega su vida a Cristo y se convierte en evangelista

Cristiano hindú orando
INDIA.- Un hombre hindú, dedicado a perseguir a cristianos, entregó su vida a Cristo después de sobrevivir a un grave accidente automovilístico. Hoy es una nueva criatura y sirve en la Obra de Dios como evangelista.

Thankappan fue un fanático hindú que aborrecía intensamente a los cristianos. Se reunía cerca de los templos hindúes para discutir con los seguidores de Cristo acerca de su fe y defender el hinduismo y cuando no podía refutar las enseñanzas de la Biblia, procedía a quemar los folletos evangelísticos frente a los que hablaban del amor de Dios.

En una ocasión, cuando Thankappan conducía su automóvil, vio a un grupo de cristianos reunidos en una esquina y procedió dirigirse a ese lugar, estaba tan molesto que cuando pasó cerca escupió a los cristianos desde carro en movimiento.

Por desgracia, no vio un camión que venía en su dirección y terminó estrellándose. El conductor quedó en coma y sufrió lesiones muy graves.

Los médicos que atendieron a Thankappan dijeron a la familia que no había esperanza de poder sobrevivir. Se encontraba en un estado de coma durante días y sus familiares estaban a la espera el día de su muerte. Durante los días que pasó en un estado de coma, Thankappan tuvo una visión de Jesús.

Según el conductor, Cristo lo tocó y le dijo que iba a tener otra oportunidad para vivir, "Te doy una nueva oportunidad para que confieses tus pecados y te conviertas en mi testigo". De pronto despertó y comenzó a llorar.

El pastor Paul, líder que dirigía la reunión cristiana en el accidente de Thankappan, dijo que desde ese día, comenzó a orar por la vida del conductor.

Cuando Thankappan vio al pastor Paul que llegaba a visitarlo en el hospital, estaba profundamente convencido de lo que había sucedido y se puso a llorar. "Pastor, te escupí y también a otros cristianos, eso fue escupir a Jesucristo. Perseguí al Señor Jesús y sus siervos. Perdóname. Perdóname. Le pedí a mi Señor que me perdone", dijo.

Dios sanó las heridas Thankappan, liberándole del riesgo de muerte. Los médicos se sorprendieron por su inesperada recuperación y reconocieron que era, sin duda, “un gran milagro.”

Ahora Thankappan cuenta su testimonio de cómo Cristo lo libró de la muerte y le perdonó sus pecados, a pesar de las cosas malas que hizo contra los cristianos. "Fui enemigo de los cristianos, pero Jesucristo me amó, me dio vida y me salvó del pecado y la muerte. Ahora yo soy su siervo", dice.

Al ver el milagro en la vida de Thankappan, su esposa también decidió entregarse a Cristo y hoy, dan testimonio juntos sobre el amor de Dios. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.