Ex entrenador de la NFL adopta a 7 niños: "Son bendición de Dios"

Hombre adopta 7 niños

EE.UU.- l ex entrenador de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), Tony Dungy, dice que los éxitos que ha disfrutado en la vida se deben a Jesús.

"He tenido muchos papeles como estudiante, hijo, atleta, entrenador, padre, todo eso, pero Cristo es lo primero y eso lo dirige todo. Creo que así es como mantengo el equilibrio", dijo Dungy.

Dungy, ganador del Super Bowl, es padre de diez hijos, dice que a veces se sorprende de dónde lo ha llevado la vida. "Realmente es solo el plan de Dios y sus bendiciones, y mucha gente está vertiendo en mi vida y dándole forma a eso", afirmó.

La fe de Dungy no solo guió la trayectoria de su carrera, sino que también jugó un papel importante en la decisión de él y su esposa de adoptar a siete de sus hijos.

"Mi esposa siempre quiso adoptar niños; siempre habló de eso. Viene de una familia numerosa", dijo Dungy a Christian Headlines.

Para él, sin embargo, no fue sino hasta el año 2000 que él quería adoptar niños. Dungy explicó que estaba ayudando a uno de sus entrenadores asistentes a completar el proceso de adopción, cuando se enteró de que había una acumulación de niños en la ciudad de Tampa esperando ser adoptados.

"Me sorprendió", exclamó Dungy. "Siempre escuchamos hablar de personas que van al extranjero y esperan tres años para adoptar, y ella (la trabajadora de la agencia de adopción) dijo: 'Tenemos niños que estamos tratando de colocar en hogares cristianos y no tenemos suficientes padres'".

Para Dungy, no era una idea. Una vez que escuchó estas palabras, supo que él y su esposa estaban siendo llamados a adoptar.

Los Dungy adoptaron a su primer hijo, Jordan, que ahora tiene 19 años, en la escuela culinaria y lo está haciendo bien. El ex entrenador de la NFL recordó que traer a Jordan a casa "fue especial".

Él dijo: "Terminó siendo, simplemente, tan único porque tenía desafíos físicos. Nació con un defecto congénito y cuando comenzamos a aprender más sobre él y a llevarlo a los médicos, realmente creímos que Dios lo trajo a nosotros".

Dungy notó que Dios los bendijo con los medios para poder recibir la mejor atención para su hijo. Dungy y su esposa, viendo el momento en que Jordan entró en sus vidas, supieron que querían recibir a más niños en su familia. Él dijo: “Sabemos que Dios los trajo y lo puso con nosotros".

Como padre, Dungy espera inculcar el amor de Cristo en sus hijos. "Mi trabajo como padre es señalar a mis hijos al Señor y todo lo demás en la vida se encargará de sí mismo", dijo el ex entrenador. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.