Anciano de 84 años ve el evangelismo como un trabajo de tiempo completo

Anciano evangelismo a una edad avanzada

Un anciano entregó su vida a Cristo a los 61 años, y desde entonces se ha dedicado a trabajar para el Reino de Dios, evangelizando en las calles y en las cárceles. Su sueño es ver un gran avivamiento en su país.

Ken Deck, un cristiano australiano comparte el mensaje de amor y esperanza del Evangelio desde que aceptó a Jesús. Ha pasado muchas horas orando por un avivamiento, sirviendo en el ministerio de prisiones, enseñando las Escrituras y compartiendo la palabra de Dios.

Ken, que ahora tiene 84 años, trabaja a tiempo completo en evangelismo.

“Siempre pensé que era cristiano”, comienza Ken, explicando su historia de conversión a Eternity. “Conocí a Jesús y fui a la iglesia cuando era niño. Tengo algunos parientes cristianos muy fuertes, así que hay mucho cristianismo en mi familia”.

Aún con estas referencias, la vida de Ken recién comenzó cuando cumplió 60 años, con algunos hechos que lo llevaron a reexaminar su fe.

Dice que unos años antes fue víctima de un fraude, y tiempo después su esposa, Helen, enfermó gravemente de cáncer .

“Estaba deprimido y perdí la fe en el hombre”, admite Ken. “Así que mi esposa me sugirió que empezáramos a ir a la iglesia con regularidad, porque allí podía encontrar respuestas a todas mis preguntas sobre la vida”.

La pareja comenzó a asistir a la iglesia local en su suburbio de North Shore Sydney, que anteriormente solo visitaban en Navidad y Semana Santa .

“Durante un servicio allí un día, me di cuenta de que no era cristiano y que necesitaba tomar una decisión pública de seguir a Jesús”, dice Ken. “A partir de ese día, mi vida cambió de ser un hombre egocéntrico a trabajar para Jesús”.

Después de esa decisión, Ken pidió ser bautizado y, una semana después, confirmado ante la congregación. “Lo primero que hice fue ofrecerme como voluntario para limpiar la cocina de la iglesia”.

No pasó mucho tiempo antes de que Ken fuera contactado para ayudar a enseñar las Escrituras en una escuela pública local.

“Alguien me dijo una vez que si quieres aprender sobre un tema, la mejor manera de hacerlo es convertirte en maestro, porque tienes que estudiarlo”, dice Ken. "Así que comencé a enseñar las Escrituras y lo hice durante unos 16 años".

No mucho después de que Ken entregó su vida a Cristo, la salud de Helen se deterioró. Murió en 2002, tres años después de que ella y Ken se comprometieran a asistir regularmente a la iglesia.

Unos años después de la muerte de Helen, Ken conoció a Sally Anne, también viuda y que vivía sola, ya que no tenía hijos y su familia vivía en el extranjero.

Ken y Sally Anne se casaron hace 13 años. Ken describe su matrimonio como “un viaje fantástico” en el que la pareja se comprometió por igual en la oración.

Juntos dirigen un grupo de oración semanal en su iglesia local. Y durante los últimos diez años, Ken ha estado orando por un avivamiento con un grupo de oración de hombres. El grupo, formado por hombres de varias iglesias de la costa norte superior de Sídney, se reúne quincenalmente en su casa.

Junto a estos grupos, Ken dice que durante su “tiempo personal con el Señor” pasó mucho tiempo pensando en “cómo podemos lograr un avivamiento en toda Australia”.

Para facilitar el trabajo, Ken también ha creado un pequeño folleto. Explica la salvación y ofrece a los usuarios algunos pasos para aquellos que quieren dar su vida a Jesús .

“No es algo genial para usar. Tienes que tener compasión por los necesitados y comprender los beneficios de compartir el evangelio con la gente”, dice Ken con seriedad.

Cuando se le pregunta por qué le apasiona tanto este ministerio , Ken responde: "Es nuestro llamado bíblico".
AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.