Trabajadora de limpieza se gradúa en universidad que limpia: “Dios me ayudó”

Mujer de limpieza se gradúa en universidad

Ejemplo de superación. Una trabajadora de limpieza se graduó en la misma universidad donde pasó 14 años como empleada de servicio de limpieza. "Me esforcé mucho y Dios me ayudó", dijo la mujer.

Sthembile Mngwengwe, sudafricana de 40 años, ataviada con toga y capa de graduación, logró cumplir un sueño: graduarse en Ciencias Sociales, y lo hizo en la misma universidad donde trabaja. “Conciliar trabajo y estudios me estresaba mucho. Pero si trabajas duro y oras a Dios, Él te ayudará a lograr lo que quieres", dijo.

Sthembile, que vive en la ciudad de Pietermaritzburg, ha pasado los últimos años prácticamente viviendo en la Universidad de KwaZulu-Natal (UKZN). 

Todos los días se levantaba temprano para comenzar su turno de ocho horas, que es de 7 am a 3 pm. A veces tenía una clase a las 7:45 y a veces a la 1:15. En esos días, ella comenzaba a trabajar temprano para llegar a clase a tiempo. 

La graduada de 40 años se matriculó en UKZN, inspirado por los hermosos escritorios que ocupaban los profesores. “También me motivó estar en el campus, ver a los estudiantes caminar por los pasillos para asistir a clases. Me hizo querer ser como ellos”. 

La mujer, que es madre soltera, también quería dar ejemplo a su hija Sindiswa, de 20 años. Cuando la universidad le ofreció la oportunidad de estudiar gratis, lo tomó con ambas manos.

“Decidí estudiar para calificar para un mejor trabajo, porque estudiar es muy importante en estos días”, dice Stembile.

Después de inscribirse en 1998, Stembile quería estudiar más, pero sus padres no podían pagar la matrícula. Durante años, luchó por encontrar un trabajo, hasta que fue contratada como empleada de limpieza en 2006. Un año después, ella fue transferida a la universidad, donde despertó su sueño de estudiar.

Día tras día, se dedicaba a sus tareas de limpieza mientras se preguntaba cómo sería asistir a una clase.

En 2016, UKZN decidió subcontratar a los empleados. Esto significaba que Stembile podía disfrutar de beneficios como estudiar en la universidad de forma gratuita. “Tuve mucha suerte”, dice ella. “Después de querer estudiar tanto, aproveché la oportunidad”.

Venciendo el impulso de rendirse

En 2018, se matriculó en la carrera de Licenciatura en Ciencias Sociales. Pero dar con los libros fue mucho más complicado de lo que pensaba: habían pasado unos 20 años desde la última vez que se sentó en un salón de clases y Stembile se sentía como un pez fuera del agua.

Se estaba dando cuenta de que la universidad era más difícil que la secundaria. A Stembile no le fue bien durante el primer año y tuvo que tomar exámenes complementarios para todos sus módulos. 

Me vi como un fracaso y quería dejar la universidad”, recuerda.

Pero su sistema de apoyo no la dejó rendirse. Su hija, amigos y compañeros de la universidad la animaron a seguir adelante.

Stembile y sus amigos formaron un grupo de estudio, lo que facilitó la comprensión del material en clase. “No les importaba que fueran más jóvenes que yo. Eso no impidió que me ayudaran y animaran. De hecho, me trataron como a su amiga”, dice.

Gracias a toda la ayuda, Stembile aprobó los exámenes complementarios con distinción, lo que la motivó a terminar su carrera.

Nuevos sueños

Stembile, que todavía trabaja como empleada de limpieza para mantenerse, está celebrando sus logros pero también mira hacia el futuro. “Estoy planeando buscar un mejor trabajo en administración o recursos humanos porque mis especializaciones son recursos humanos y el idioma zulú”, dice ella. 

Agregó: "También me gustaría obtener un título de posgrado en educación y convertirme en maestra si no puedo encontrar un trabajo".

Stembile espera que su historia inspire a otros a perseguir sus sueños, incluso cuando no parezcan tan posibles. 

“No importa la edad que tengas, aún puedes cumplir tus sueños”, dice ella. “La edad es solo un número: mírame completando mi primer título a los 40. Es una bendición y estoy muy orgullosa de mí misma”.
AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.