Cardiólogo realiza cirugías confiando en Dios: "Soy un instrumento en sus manos"

Cardiólogo realiza cirugías confiando en Dios: "Soy un instrumento en sus manos"

El médico cardiovascular eleva una oración antes de entrar al quirófano y le pide al Señor que use sus manos para una cirugía exitosa. "Cada día antes de llegar a una sala de operación yo invito a que Dios entre a mi sala y que sea Él quien se manifieste", dijo el doctor.

Orlando López de Victoria, médico cirujano puertorriqueño, especialista en cardiología, pone toda su confianza en Dios a la hora de realizar una operación quirúrgica. “Mis manos y yo somos solo un instrumento, le doy gloria a Dios”, dijo López de Victoria.

“Yo no curo a nadie, si Dios no permite que estas células no sellen, esta herida no sanará. Este es el milagro diario que vivo en el quirófano. Soy solo el instrumento”, declara el cirujano, en una entrevista con el Journal of Medicine.

López de Victoria lleva practicando cirugía cardiovascular y torácica desde hace casi tres décadas.

“Estoy orgulloso de ser un servidor en este campo de la salud. Inicialmente me interesó la cardiología y cuando hice mi rotación de cirugía general vi que tenía algunas habilidades motrices y luego hice la rotación de cirugía cardiovascular en el hospital San Lucas en Ponce y como mentor tuve al Dr. Víctor Carlos y Dr. Salvador Jiménez, quienes me instruyeron a seguir la cirugía cardiovascular porque vieron potencial en mí”, dice.

El médico cree que “la creación [de Dios] es mejor que cualquier invención del hombre... "El cuerpo humano es una máquina de perfección... Lo que Dios creó es aún mejor que lo que inventó el hombre, el paciente dura más y vive más. Todo lo que el hombre inventó no llegó a ser mejor que lo que Dios creó".

“Mira doctor, no cambie porque Jesucristo te está escuchando”, son palabras que le decían sus pacientes luego de trascendentales experiencias. Invita a otros médicos a dejarse usar por Dios y fortalecer su relación con Jesús.

López De Victoria indica que en su formación como cirujano tuvo contacto con diferentes pastores y líderes de la iglesia, a quienes Dios les habló y les dio el mensaje, además de ungirles las manos.

Uno de estos pastores dijo que Dios lo usaría como instrumento de sanidad y para la gloria de Dios. Esto, dice, le recuerda a los pacientes que veían su rostro en sueños, incluso cuando no se conocía al especialista. Pero ya saben quién es porque Dios se los muestra.

El cirujano también afirma haber tenido pacientes que morían, resucitaban y luego expresaban su fe, dando testimonio de lo mismo, que Jesucristo está del otro lado.

El experto dice que Jesús es el camino, la verdad y la vida, y nadie va al Padre si no es por él. Esto también le recuerda al médico las las palabras en 1 Timoteo 2:5 donde dice: "Porque hay un solo Dios, y un solo Mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre".

Agrega que ahorita en Puerto Rico hay escasez de cirujanos cardiovasculares y torácicos, por lo que le pide al Señor que le dé energía para continuar.

López de Victoria dice que cuando se siente agotado, por el exceso de trabajo, humanamente siente ganas de salir corriendo, pero “yo me tranquilizo, sabiendo que Jesucristo la pasó peor”.

El cirujano entiende que su trabajo es misionero y recuerda que “la mies es mucha y los obreros pocos” (Mt 9,37), y que “rogamos al Padre que suministre obreros”.

“Veo todo esto como una oportunidad para que Dios me muestre que Él tiene el control y que Él abre el Mar Rojo todos los días, sin importar las circunstancias”, destaca el experto.

“Hace más de 2000 años Jesucristo, que es Dios hecho hombre, nació, murió en la cruz y pagó por nuestros pecados con su sangre. Si creemos esto y nuestra boca lo confiesa, seremos salvos”, enfatizó.
AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.