"La obesidad afecta la vida espiritual", dice pastor en sermón

EE.UU.- El cuidado de un buen estado físico es importante, pues puede provocar reflejos en la salud espiritual, dice un pastor que tituló su sermón: "Prisionero del apetito: alimentarse mal es pecado?".

Shane Idleman, pastor de la iglesia Westside Christian Fellowship, en California, predicó contra los excesos gastronómicos que conducen a la obesidad, alentando a los cristianos a evaluar más profundamente no sólo lo que escuchan en la iglesia, sino también lo que comen.

El Pastor dice que "alimentarse mal" es una decisión deliberada de cada personas, que muchas veces sabe que deberían cuidar mejor su cuerpo, pero no lo hacen. Siendo así, descuidan el "templo del Espíritu" y por eso sufren con enfermedades.

"Lo físico afecta a lo espiritual", dice el pastor en su sermón. "Lo que más obstaculiza la acción del Espíritu Santo en nuestras vidas es la desobediencia". Para él, nadie puede decir que Dios no está preocupado por nuestro cuerpo, sólo con nuestra alma.

El pastor pidió a los cristianos a "someterse a Dios" en lugar del dios de sus barrigas", tal como se menciona en Filipenses 3.19. Idleman advirtió que el estilo de vida moderno promueve la gula, lamentando que las iglesias generalmente no recuerdan a los miembros que eso es un pecado mencionado en Colosenses 3: 5, Gálatas 5:21, 1Pedro 4: 3.

Enfatizó, en que la alimentación sana debería ser una cuestión más debatida por los cristianos, pero también reconoció que el consumo de alimentos perjudiciales es "una lucha para la mayoría de nosotros".

"Cuando estaba con exceso de peso cerca a la obesidad, fue porque me descuidé en esa área. Es muy difícil predicar lo que no estás viviendo", concluyó. AcontecerCristiano.Net
Con tecnología de Blogger.